Kangchenjunga 2005

Kangchenjunga 2005

Expedició Autofinançada, en estil semialpí. Sense oxigen, ni sherpas.

SOLOS EN EL KANCHENG (otra vez)

Expedición no patrocinada,

- 6 de Abril

Después de un par de días en Kathmandu conociendo al equipo con en que vamos a compartir la expedición, por cierto, la única a esta montaña.Hacemos el equipaje para salir mañana en avioneta a Sujetar.Desde ahí, un treking de 11 días hasta llegar al campo base situado a 5.500m.

- 17 Abril. Campo Base 5.500 m

Hemos conseguido reducir a 9 los 11 días de marcha de aproximación. Hemos ascendido un total de 7.000 m, descendido unos 4000 m y recorrido unos 100 Km. desde Suketar hasta llegar al campo base.No hemos tenido ningún problema con los maoístas, de hecho ni los hemos visto, eso sí, hemos tenido que pagar 5.000 rupias por cabeza, para la causa y poder seguir nuestro camino sin problema. Hemos tenido muchísima suerte con el tiempo, que ha sido despejando todos los días. Este trek apenas lo hacen 100 personas al año, por lo que no hay lodges, ni restaurantes, ni servicio de bar en cada pueblo, es todavía un trek bastante único…….una autentica maravilla.         Esta vez no hemos tenido problemas con los porteadores como hace 4 años que nos dejaron abandonados en medio del glaciar. Pero hemos tenido que partir las cargas ya que no ha bastantes para todas.Hace dos días nos separamos, Galosh y Thomas se quedaron en Tseram y Norbert, Wendy, Héctor y yo nos subimos en dos días al campo base. En un par de días nos reunimos todos y celebraremos la “Puja” antes de empezar a montar campamentos de altura.

- 21 Abril. Campo Base 5.500 m

EL día 19 con ya todos los miembros del equipo aquí, realizamos la Puja, la ceremonia de bendición budista, que se realiza antes de empezar a escalar cualquier gran montaña en este país.        Tiramos arroz, maíz y lentejas, tres veces al aire, bebemos, cerveza, ron, roxi. Nos untamos la cara con harina, en la mano “trampa” que tiramos también al aire y un poco de cerveza que bebemos de la mano. Quemamos incienso y colocamos banderas de oraciones en “chortens” construidos de piedra. Cómenos la comida que el cocinero ha preparado para ofrecerles a los dioses, galletas, chocolates, palomitas de maíz, etc.… A mediodía vamos a dormir, porque el ron i la cerveza nos han dejado un poco, como decirlo………..distraídos?     Ayer día 20, por la mañana salimos con cargas de cuerdas, tiendas y gas a montar el campo I. El recorrido es muy diferente al que seguimos en el 2001, pero mucho más seguro. El tiempo empeoró a mitad de camino, pero a las 4 de la tarde ya estábamos de regreso en el base con el campo I a 6.200 m instalado.

- 27 Abril. Campo Base 5.500 m

Una deliciosa "fondue" Suiza nos sirvió para recuperar las fuerzas a nuestro regreso del campo I, donde hemos pasado ya dos noches. ...Y para celebrar el cumpleaños de Wendelin y Alan!!!!! Hemos avanzado en la instalación del recorrido hacia campo II, aún falta un tramo, pero ha sido duro,  Hector ha caído en una grieta, la cuerda de protección que llevaba de 17 m se ha soltado del anclaje y el ha seguido cayendo, unos 25 metros en total. Lo creíamos muerto, pero no aterrizó en un puente de roca y no se ha hecho nada…….ha sido un día muyyyyyy difícil. Lo más complicado ya está, pasar las grietas de la entrada y salida del plató. Lo que queda es pura rampa, una línea evidente, pero tampoco ningún regalo. El tiempo está cambiando, ahora nieva mañana y tarde.

- 1 Mayo. Campo Base 5.500 m

Subimos y bajamos de campo I, y no da tiempo para más. Abrimos huella, sobre la nieve acumulada y cada día cae una nueva capa. Nos afecta un frente de baja presión, con humedad del 100% y sin jeet estreeam, sin viento; o sea: que hace malo. Así, no hay manera de montar campo II. Pero el cocinero, "Cheta", no está preocupado, dice que tenemos mucha comida, y sobre todo, lo más importante, mucho papel de WC.

- 9 Mayo. Campo Base 5.500 m

Hace 23 días que llegamos, y el tiempo ha seguido cada día exactamente el mismo patrón: más o menos soleado por la mañana y nieve cada tarde, Por lo que se ha ido acumulando más y más nieve en la montaña.     Hemos conseguido montar el campo II a 6.900 m, un poco por debajo de lo que lo hicimos hace 4 años (7.200 m). Héctor y yo hemos pasado ya dos noches en el II y regresamos ayer al base.     El resto del equipo, Norbert, Thomas y Galosh también han pasado un par de noches en el II. Wendelin se retiró hace unos días acusado de una pleuritis. Pudo salir en helicóptero hacia Katmandú, ese mismo helicóptero nos trajo 10 kg de pollo, así que gracias a su afección, hemos podido comer un poco de pollo frito, un lujo que hemos bautizado como "Pollo a la Wendelin" La intención es montar campo III a 7.800 m en unos días, pero las perspectivas no son muy optimistas, la nieve que cae cada día, se acumula en las pendientes y sobre todo en el plato superior que conduce al campo III, así que vamos a necesitar de un poco de sol para llegar sin problemas.

- 15 Mayo. Campo Base 5.500 m

Después de pasar 3 noches en los campamentos superiores hemos regresado al campo base. El día 12, un primer equipo subió al campo II, donde se encontró la sorpresa de las tiendas destrozadas por el viento, afortunadamente todo nuestro equipo que estaba dentro no sufrió daños. Igual que hace 4 años, Héctor se lanzó a buscar el recorrido hacia campo III. Un recorrido nada evidente, ya que el plató situado a 7.300 m, se rompe en un laberinto de grietas y bloques de hielo, algunos infranqueables. Una vez cruzado este obstáculo, la pendiente es más o menos evidente hasta llegar al campo III a 7.800 metros done depositamos una tienda. Héctor iba acompañado por Norbert y dos sherpas.     Al día siguiente, Galosh y yo subimos a realizar el mismo recorrido para nuestra aclimatación, el fuerte viento y el frío nos hizo darnos media vuelta a 7.300 m y regresar al base donde ahora todos esperamos ese tan preciado periodo de buen tiempo para intentar el ataque a cumbre.

- 19 Mayo. Campo Base 5.500 m

Este es el penúltimo mensaje. Como en los dos años anteriores, Santlink está patrocinando la comunicación de esta expedición, lo que me permite poder mantener esta página, hacer consultas medicas (lo que es un gran alivio, ya que aquí no disponemos de médico) con el teléfono Thuraya y consultar la meteo. Y en todo ello estamos estos últimos días antes del ataque a cumbre. Héctor se enfermó de nuevo del estómago, esta vez bastante más grave que los primeros días, por lo que después de consultar a su padre, que es medico, aún no sabemos si va a estar recuperado para el ataque a cumbre. La meteo que recibimos vía email, varía ligeramente de un día para otro, pero más o menos hemos concluido que intentaremos en ataque a cumbre el 22, por lo que saldremos del campo base el 20 muy temprano para llegar al campo II, el 21 subiremos al campo III, dormiremos unas horas y en madrugada del 22 saldremos hacia cumbre. De todas formas el monzón se avecina, por lo que ya no tendremos tiempo de un segundo intento, si este no sale bien. Los porteadores están pedidos sobre el día 25 y con un poco de suerte el 26 el helicóptero (pagado del bolsillo a tocateja) nos recoge en Tseram y nos lleva a Katmandú. Este es el plan, pero como todos sabemos, los planes nunca se cumplen como se planean ;-).

- 24 Mayo. Campo Base 5.500 m

Es curioso como en tan solo 5 minutos de diferencia, dejas de contemplar la idea de alcanzar una cumbre y lo único importante pasa a ser salvar el material, bueno, pues ni hemos podido hacer. Llegar a campo II hubiera sido un suicidio. Galosh ha tardado 6 horas en abrir huella a campo I, un recorrido que hacemos en 2'30 normalmente. La siguiente parte estaba también imposible; para llegar a la primera travesía, la nieve nos cubría hasta la cintura, y después, esta travesía tenia tal riesgo de avalancha, que aquí Norbert, decide que nos damos la vuelta definitivamente, demasiando arriesgado. Al fondo, en el plató, ni tan solo podemos ver los marcadores de 1m de altura que pusimos días atrás, estos están completamente cubiertos por la nieve.Al levantar la cabeza y mirar por última vez la cumbre del Kang, está se esconde detrás de un gran nube, la nieve que levanta el viento. Entre hoy y mañana tendríamos que hacer el ataque a cumbre, pero en estas condiciones, es absurdo.Antes me costaba más renunciar, ahora se que es un paso adelante. Una renuncia a tiempo es una oportunidad, mil puertas que abren. En unas semanas estaré en Marruecos escalando en roca, y tal vez desde ahí planeando un nuevo viaje al Himalaya.

Desde este nevado campo base, en el que apenas nos quedan unos días para recoger nuestros bártulos, agradezco a todos los que habéis seguido esta expedición un año más,